Personal

Pedaleando por la bahía (I): ¡La America’s Cup por primera vez en SF!

Hace unos días estuve con Antonio y Cristóbal visitando el famoso Golden Gate.

Antonio y Cristóbal son dos colegas del programa, que les pongo ya nombre porque van a aparecer más veces que el anuncio de TriVaGo en la tele, y tanto “colegas de nuseque…” queda muy impersonal.

Como hacía un día genial (y además lo teníamos planeado, así que ya podía tronar, que lo íbamos a hacer igual), alquilamos unas bicis en la zona del puerto y nos lanzamos al pedaleo desenfrenado bordeando toda la zona Noroeste de la Bahía, por muelles y parques. El destino: ¡atravesar el Golden Gate en bici y visitar la costa Este de la Bahía! (por carril bici, mamá, tranquila que no íbamos por mitad de la carretera :) ).

En el camino, recorrimos los muelles y la playa de Fisherman’s Wharf, atravesamos el parque de Fort Mason y bajamos a la verde zona de Marina Green (como su propio nombre indica).

Aquí hicimos un alto en el camino, porque se estaba disputando justo ese día (fue el Domingo 26) la America’s Cup de vela por primera vez en la historia en la Bahia de San Francisco. ¡Y el despliegue que había montado allí en la explanada de cesped de Marina Green era impresionante!, ¡Digna de una competición de Fórmula 1! Stands de comida, casetas montadas por pubs lujosos (o eso daban a entender los precios…), stands de merchandising de los equipos que participaban en el torneo, juegos para los niños, un escenario gigante con grupos en directo y pantallas gigantes para seguir la carrera sentados en el cesped, ¡por si la brisa del mar te estropea el cutis y no quieres mirarlos en directo teniéndolos justo ahí! Ains algunos…

Se habilitaron parkings de bicicletas vigilados y gratuitos (peligrosa palabra aquí, gratis…) donde dejamos las nuestras y ¡allí que nos fuimos como campeones a ponernos a ver la carrera en primera linea de playa!

Podría decirse que una vez allí aplicamos literalmente la expresión “¡Yo no entiendo de barcos!”, porque después de una hora allí viendo los barcos moverse un poco, pero tampoco con la sensación de que estuvieran corriendo, y tras 20 minutos de frases como “¿Ha empezado ya?, ¿Quién gana?, ¿Esto son muchas vueltas como la F1?, ¿Y aquí uno qué calles sigue y eso, en el agua?”, decidimos que la experiencia muy bonita, pero que otro año volveremos con el reglamento de la competición para enterarnos de algo. ¡Jejeje! Bueno, al menos cuando vimos los catamaranes pasar a toda leche era muy muy espectacular, ¡eso hay que reconocerlo! 😀

Recogimos nuestras bicis, y proseguimos nuestra ruta hacia el puente de la Bahía.

Este post lo he partido en 2 trozos para que no se hiciera tan largo, así que lo termino en “Pedaleando por la bahía (II): Puentes, vientos, pijos y ferrys”.

 

¡¡Un abrazo a todos!!

1 comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>