Pensamientos de última hora

Pre-postdata (¿eso existe?): Esto lo escribí ayer en el avión, pero no lo he podido publicar hasta tener Internet. ¡Mis disculpas! Escribo estas líneas sobre volando el Atlántico, a unos 12 kilómetros de altura, con destino a Filadelfia, primera parada en mi camino a San Francisco. No se si será por la altura, el cacao mental que…